«¡Ah, de mí mismo!»: Quevedo en la poesía de Luis Alberto de Cuenca